02 octubre 2006

Retazos 01

Bien. Como en este blog no tengo demasiadas cosas que poner, y sé hace poco más que esto, voy a poner pequeños fragmentos de cositas en la línea de una serie de relatos que he escrito, "Conversaciones".
El género, creo, es costumbrista. Lo más probable es que no haya personajes fijos, así que serán simplemente pequeños fragmentos de nada concreto.
De todas formas, espero que os gusten, y que critiquéis todo lo criticable (sobre todo tú, Coto, que sé que espías por aquí ^^).

"Laura dejó escapar todo el aire de sus pulmones, y esperó a que se le aclarase la vista y el cosquilleo que le recorría el vientre y entre los muslos se desvaneciese lenta y dulcemente.
Entre las sombras, heridas apenas por una docena de velas distribuidas por la habitación, vislumbró el cuerpo de él, sentado sobre la cama mientras buscaba algo en sus pantalones.
- ¿Me vas a pagar?- rió ella al escuchar el tintineo de unas monedas.
- Ojalá hubiera sido tan bueno- gruñó él. Laura dejó pasar el comentario, y perdió la mirada en el techo.

Era el quinto tío de la semana, y había sido el más insulso. Una hora restregándose contra su cuerpo, y un soso orgasmo cuando él ya desfallecía. Ni siquiera había tenido una palabra, aunque fuese una guarrada. Se había limitado a gemir como una niña, con el flequillo teñido de rojo pegado a la frente.
A Laura ya se le había olvidado la conversación insustancial que habían tenido en la discoteca. Supuso que con la minifalda y el escote tampoco necesitaba decir mucho más.
- Me voy- dijo él, terminando de abrocharse la bragueta.

Laura no se digno a despedirse. Escuchó casi con placer el portazo, y miró el reloj. A las cinco de la mañana, el único sonido era el de su propia respiración.
Mientras se arrebujaba entre las sábanas, se sintió desoladoramente vacía. Ya no se acordaba del nombre del quinto tío de la semana."

Espero opiniones, señoras y señores lectores...

7 comentarios:

Anónimo dijo...

pa que va a acordarse? "Flequillo pelirrojo en la frente" ta claro que es un EMO esos no tienen nombre sino un emoticono.

Si la obra es costumbrista dime de donde :P ya me gustaria encontrar a tías asi de esas del bangbros y tal

†Nexus† dijo...

muy bueno el comienzo.. llega a enganchar xq son historias cercanas q ocurren a diario tars acda puerta... continua y desvela todo el jugo q presenta cada escana psicologica.. cada movimiento cerebral d los personajes.. el entorno, el ambiente, es el de todos.. las palabras, la reaccion y la mente especial en cada uno... sigue adelante.. Tienes un gran futuro

Alfredo M. Pacheco dijo...

Caballero,

He de reconocer que me gustan mucho más tus escenas costumbristas que las más góticas.

La austeridad de la narración, la aspereza de los hechos, la carencia de florituras... lo hace como más auténtico, y le da un cariz casi más realista. Por supuesto esto es un gusto muy subjetivo por mi parte. Yo también empecé con vampiros y catedrales góticas, y son temas que me siguen gustando, pero para hacer una buena narración de esas hay que ser muy bueno.

Ánimo, ésta que has puesto está genial y te queda mucho por delante para llegar a ser un buen escritor.

Desde el Madrid de los Austrias,

Alfredo M. Pacheco

Tiberio dijo...

Bueno, ya que me incitas a ello :P

Me parece de lo mejor que te he leído. Has evitado los errores que solías cometer otras veces, y has hecho un microrelato muy directo y sencillo. Yendo exactamente a donde tienes que ir, sin perder al lector con cosas innecesarias. Magnífico, de verdad.

Otra cosa es la moraleja, que no me mola nada :D. Pero supongo que no es sobre eso sobre lo que me preguntas :)

Anónimo dijo...

Me gusta. Me encanta esta faceta tuya realista mucho más que las otras.Pero no estoy de acuerdo que esto sea más fácil que el género gótico o el fantasy. En absoluto.Para escribir esto que escribes hace falta conocerse bien a sí mismos, a las personas, al ser humano en general. Si quieres encasillarlo en "lo costumbrista" allá tú, pero es un error, no porque no sean escenas costumbristas, sino porque de encasillar siempre se van a encargar los demás y nunca vas a encontrar dos opiniones iguales...
Tampoco me parece que la narración sea austera (¿Dante austero? no, aún no): no hay que confundir una narración austera con la sensación de austeridad que trasmiten las palabras y las imágenes.

Si yo fuera ella, en cuanto ese tío se fuera me metería debajo de la ducha, a ver si el sentirme "un poco" limpia aleja un poco ese vacío...

Myriam

Alfredo M. Pacheco dijo...

Un par de aclaraciones:

Dije que para hacer un buen relato gótico, etc, hay que SER bueno, sin compararlo con otros géneros. Dante escribe de p... madre, pero estas historias góticas a veces empalagan un poco.

Por supuesto que para hacer relatos de estos también hay que hacerlo bien porque hay que conocer bien la materia, en efecto. Y sí, te doy la razón en que la narración, sin ser austera, transmite esa sensación de austeridad.

Si bien la etiqueta de costumbrista pueda ser un poco precipitada, supongo que la puse por esa narración de escena más "cotidiana". No es que sea el día a día de todo el mundo. Me refiero a ese tipo de relato, "esto le puede pasar a cualquiera". Y a la hora de describir personajes sencillos, cotidianos, sus rasgos, tics... Dante se sale.

Bueno, no doy más la chapa.

Saludos

Alfredo M. Pacheco
(visitad mi blog y dejad algún comentario, pleaaseee...)

Anónimo dijo...

TE AMO.....REALMENTE TE AMO
(VALE)