26 febrero 2008

Hm

CXXIII

Amanece un cielo sucio, negro y gris,

Que escupe lluvia contra el asfalto,

Y me despierto abrazado al calor de un sueño;

Abrazado a tu olor, a tu tacto, a tu aliento,

A un hueco vacío bajo las sábanas.

Y los versos suenan a ganas de gritar,

A palabras y silencios en un sueño de humo.


4 comentarios:

Anónimo dijo...

Me dejas sin palabras!
Cris

Anónimo dijo...

Por fin una nueva dosis de Dante en mi ordenador... y muy buena por cierto!
Besos, Patro.

El Tibe dijo...

Me ha gustado

BailarinaDelAire dijo...

;O! ¿Y esta inspiración?!

:)

No hay palabras...